domingo, enero 30, 2011

Trabajo artesano en (¿con?) red

El viernes a la tarde acudí a una muy interesante reunión de consultores artesanos, de la REDCA o “Red de Consultoría Artesana”. La reunión fue en Eutokia y acudimos un número importante de consultores independientes, que no solitarios, de muy diversos ámbitos.

Los motivos para decidir ser un consultor “freelance” son muy diversos. Algunos, obligados por la crisis, otros -la mayoría- no aguantando más jefes que nuestros clientes.

Se habló mucho de consultoría en red. Consultores independientes que colaboran en redes para intercambiar conocimientos y/o para trabajar en grupo. Redes de consultores independientes como alternativa ante las grandes consultoras.

La sombra de las grandes consultoras estuvo presente en varios momentos de la reunión. Creo que en parte porque la consultoría independiente da miedo. Trabajar solo es trabajar sin red, sin nóminas fijas todos los primeros de mes, sin personas que se ocupan de la tesorería, sin la capacidad de decir que esto lo haga mi compañero/a, sin jefes que se encarguen de buscar trabajo cuando no hay, etc.

La consultoría en red puede ser una solución ante los temores de la soledad, pero yo no lo tengo muy claro. Si necesitamos crear redes para reducir temores, es casi mejor crear una nueva consultora.

Creo más en redes de consultores que han perdido el miedo a la soledad.

4 comentarios:

juleniturbe dijo...

Cada cual se trabaja sus propios miedos. Eso es muy personal. Yo creo que hay múltiples opciones y que, sin más, lo que aúna a tanta gente como estuvo allí es la construcción de su propio modelos, sabiendo que hay otras personas con inquietudes más o menos parecidas.
La función de ópera, ¿bien? ;-)

Germán dijo...

Así es Julen. Cada uno nos tenemos que construir nuestra propia realidad y trabajar nuestros miedos. Fue muy interesante escuchar a las personas que empiezan ahora su actividad artesana.

La opera bien. Cualquier dia escribiré sobre ella "La Italiana en Argel" de Rossini. Una ópera cómica en la que no hay ningún drama. A la gente no le acaba de gustar del todo, tal vez porque la música no sea sublime o porque no hay drama.

Visi Serrano dijo...

Acabamos de coincidir comentando tres personas que hemos trabajado en el pasado para una (la misma) empresa de consultoría.

Las motivaciones para tomar -o en mi caso re-tomar- el camino independiente pueden ser y de hecho son variadas.

A mi me mueve el re-encontrarme con una forma de hacer consultoría que no casa con la cultura actual de las empresas que se dedican a estos menesteres. Quiero trabajar menos, trabajar mejor y en consecuencia ganar menos.

Y para ello voy a necesitar de otros con los que colaborar en red pero sin ataduras.

Visualizo esa red como una red de seguridad de trapecistas. No se trata de una tela de araña llena de trampas y nudos.

La red no te atrapa con reglas, normas, procedimientos, control, falsa equidad, ilusión de compromosos.... La red te protege en caso de caídas, es divertida, puedes ensayar, probar, subirte, bajarte, traer a otros, saltar desde poca/mucha altura...

Entre trapecistas y paracaidistas anda el juego.

Saludos, German. Nos leemos, Julen.

Germán dijo...

Ya siento Visi no haberte podido saludar personalmente. Cuando quieras tomamos un café.

Mi comentario se explica en parte por mis propias vivencias y temores pasados. Cuando sali de LKS (1997) me daba miedo la soledad y pensé que era necesario crear algo similar a lo que es una consultora: una oficina, otras personas en las que apoyarte y con las que te comprometes, etc.

Después me di cuenta que todo aquello no me ayudaba sino al contrario, que no hay caminos intermedios entre las empresas consultoras y los consultores artesanos. Por eso, el viernes cuando se empezó a hablar de consultores trabajando en red me volvió el recuerdo de temas pasados.

No es que no crea en la red de consultores. Me parece una idea muy interesante pero básicamente para intercambiar conocimientos y para colaborar "puntualmente" en proyectos.

Locations of visitors to this page