miércoles, noviembre 06, 2013

Vivir con partituras

El pasado jueves estuve en la charla inicial de Konpartitu, nueve charlas en la sala de la Filarmónica en Bilbao, planteadas con el objetivo de hacer la música más amena y comprensible. No acabo yo de entender comentarios como “eso de la música no es para mí”, “tengo muy mal oído”, “la práctica musical es solo para unos pocos”. No imagino unos comentarios equivalentes, por ejemplo con la lectura: “yo no leo porque tengo muy mala vista”.

Konpartitu pretende abordar, desde ahora hasta el próximo mes de junio, temas muy diversos: obras recompuestas, las emociones y la música, historia de las improvisaciones, los sonidos de la voz, cantos de trabajo, la flauta flamenca o el análisis de obras de Bach (“Pasión según San Juan”) y Schubert (“La bella molinera”).

En la primera charla, Susana Ruiz nos hizo conscientes del milagro del instrumento que todos llevamos: nuestra voz. Empezamos a hacerlo sonar por una tos (el primer sonido, para evitar atragantarnos) y lo hemos convertido en un mundo infinito de posibilidades. Lo llevo a la práctica Maite Maruri, con el acompañamiento del piano de Georgina Barrios.

La siguiente charla es el viernes 15 de noviembre “Tropos, obras clásicas recompuestas”. Nos hablarán de todo lo que se puede hacer a partir de lo que otros hicieron en el pasado. Reciclaje creativo, tarea importante en este mundo que nos ha tocado vivir.

4 comentarios:

miguel dijo...

¡Brillante! Solo una puntualización. No estoy de acuerdo en que todo el mundo pueda dedicarse a la interpretación musical, aunque tenga mal oído (o sería mejor decir "el oído poco educado"). Puede ser una fuente de frustración importante para él (y sus allegados...jejeje). En mi opinión el ejemplo no es "No leo porque tengo mala vista" si no "No escribo porque no sé redactar". Otra cosa distinta es disfrutar de la música, por supuesto. Hay mucha gente que disfruta de la música y sin embargo cuando cantan no se sabe si es el himno del Atletic la sintonía de Looney tunes presenta... Otro día hablamos de Rossini.

Germán Gómez dijo...

No todos tenemos las mismas capacidades; es evidente. Pero opino que con la música se tiende, más que con otras actividades, a la autolimitación. "Me dijeron que tenía mal oído y simplemente me callo". Si hicieramos eso con todo seríamos una cuadrilla de inútiles.
De Rossini cuando quieras. Escribiré algo ...

cumClavis dijo...

Genial la iniciativa!

Germán Gómez dijo...

Un gusto volver a verte cumplavis. Tienes razón en lo de que es una iniciativa genial.

Locations of visitors to this page