martes, octubre 15, 2013

Patos a falta de gabarra

El sábado me llamó mi amigo Javier y me propuso quedar el domingo a la tarde para ver una bajada de patos de plástico por la ría ¿qué es eso?, ¿quién deja el sofá de casa un domingo a las 4 de la tarde para ver unos patos de plástico flotando?

Yo, que no tenía ninguna información previa, me quedé asombrado de la concentración de personas que miraban a la ría, casi como si los patos hubieran ganado la copa y bajaran en una gabarra victoriosa.

Me encontré con una amiga que me contó los detalles de la experiencia y el modo cómo se había gestado. Todo empieza por una familia con un hijo que tiene una enfermedad neurodegenerativa. Pero saltar desde ese punto inicial hasta la fiesta que se montó el domingo requiere de mucha energía, mucha imaginación, mucha capacidad de transmitir una idea.

Bueno, parece que saltar es posible y que no todo lo consigue el dinero.

4 comentarios:

JJAMLO dijo...

Amigo German:Es que la pregunta no es la que tú te haces ante "la patada" flotando en la Ria.
Fíjate cuántos ¡clientes! hicieron piña ante la llamada humana a "conertirse en solidarios con un niño y familia" por,al menos, una hora...
¿Dónde está la fuerza? ¿en la idea o en el sentimiento solidario?; ¿qué te arrastr´ó a tí?. Ahí está la clave.

javier nebot dijo...

Te veo con maneras de buen cronista!!

javier nebot dijo...

Tengo una amiga que lo de ese evento le parecía "inadecuado". Le pregunté porque y me explico su punto de vista: financiar la investigación de las enfermedades a jornadas de popularización no le parecía ni adecuado ni siquiera justo ya que el dinero "debía" estar para eso. Entiendo ese sentimiento de justicia pero -siendo la sociedad como es- ¿por qué quitarle mérito a una convocatoria festiva que, además, podría tener como fruta una cierta concienciación y la recaudación de unos determinados fondos? Hay problemas de mucha complejidad pero quizá ayude a resolverlos un poco el intentar no una si no muchas maneras de enfocarlos.

Germán Gómez dijo...

Jose Julio, tu siempre tan certero con tus preguntas, totalmente pertinentes en este caso (y en otros). Solo decirte que yo no fui por solidaridad; fui por curiosidad y porque no tenía nada más que hacer este domingo, y ante una propuesta de un amigo, me apunté a la fiesta.

Lo de que el dinero "debe estar para" me parece Javier que es vivir fuera de la realidad. Creo que estamos empezando a darnos cuenta que algunas de las cosas buenas que nos rodean no son permanentes, ni están solo "porque deben estar".

Locations of visitors to this page