viernes, mayo 06, 2011

Pasión de clientes


Ando preparando un curso sobre temas de orientación a clientes y he pensado realizar un pequeño ejercicio: preguntar a los asistentes si se sienten influidos en sus decisiones de compra por la pasión, el amor o la amistad con lo que están comprando. Planteada así la pregunta, me temo que me van a contestar que no, que esas palabras solo tienen sentido en el ámbito de sus relaciones personales, que los ámbitos laborales y clientelares son más asépticos y racionales.

Dicho así, en términos generales, tal vez la pregunta sea un poco vaga. No es lo mismo comprar un coche, una entrada para un concierto, una barra de pan o un producto de limpieza doméstica.

Veremos los resultados, tal vez me den una sorpresa. Ya los contaré. Yo parto de la sospecha de que las relaciones que mantenemos con nuestros compañeros de trabajo, con nuestros clientes o con nuestros proveedores están muy influidas por factores emocionales, ¿o no?.

1 comentario:

paul dijo...

No me cabe ninguna duda de que el último es estrictamente cierto y que todo lo que hacemos tiene mucho que ver con factores emocionales.

Locations of visitors to this page