lunes, febrero 22, 2010

Perder el tiempo con los clientes y el mercado




Hace unas semanas comentaba que estaba trabajando en un documento sobre “Orientación al Cliente y al Mercado” para Euskalit. El documento ya está casi finalizado, gracias a las aportaciones de las personas asistentes a un curso piloto, finalizado recientemente en Zamudio. Muchas gracias a todos los asistentes por vuestras aportaciones.

A los humanos nos gustan las preguntas. Indagar en el origen del universo, el surgimiento de la vida, el funcionamiento del cerebro o los motivos por los que somos capaces de hacer los mejor y lo peor. Este documento propone trabajar con preguntas en un ámbito menos apasionante pero también interesante: las relaciones con nuestros clientes y con el mercado en el que actuamos.

Su título completo nos da algunas pistas sobre el contenido “Orientación al cliente y al mercado, un método para mejorar las relaciones con los clientes actuales y futuros”. No es un manual de respuestas sino una guía para hacernos preguntas: ¿quiénes son nuestros clientes? ¿qué sabemos de ellos? ¿quién sabe de los clientes? ¿qué oportunidades de conocimiento y relación podemos abrir para mejorar nuestra gestión? …

El documento parte de un principio básico: merece la pena “perder el tiempo” hablando con los clientes, con los que nos compran hoy y con los que pueden comprar o usar nuestros productos futuros. Perder el tiempo de todas las personas que trabajan en una organización, romper la barrera que separa a los que hablan con los clientes y los que trabajan a sus espaldas.

En septiembre empezamos un nuevo curso en Zamudio.

5 comentarios:

JJAMLO dijo...

Amigo German :
1º.-Nunca se me ha ocurrido que los seres "no humanos"puedan hacer preguntas; desconozco sus idiomas.
2º.-Es posible que si nos habituaramos mas a "escuchar" y menos a "preguntar" comprenderíamos más y mejor los intereses y motivaciones de los que sigues nominando como "clientes" a los que deseas convencer de las supuestas bondades de tus ventas...etc.
3º.-Me temo que debeis cambiar el enfoque que defines en terminos de "perder el tiempo" como "principio básico" por su expresión en positivo como "invertir el tiempo".
Si buscas "perder el tiempo" en tu trabajo, alguien puede pensar que "tu tiempo no vale nada"..., no merece la pena atenderte por que hasta tú mismo te lo devalúas..etc.
Nota: Debes revisar la 2ª parte de tu último párrafo e intentar comprenderlo tú mismo.Please.

JJAMLO dijo...

Item más:
Te sugiero un titulo más sugestivo para tu escrito :
MI ÚNICA MISION Y TARES PROFESIONAL ES INVERTIR MI TIEMPO CON MIS CLIENTES PARA AMPLAIR SUS MERCADOS.

Germán dijo...

Amigo José Julio, tienes mucha razón en lo que comentas sobre la importancia de invertir tiempo y escuchar. La propuesta de "perder el tiempo" es solo una pequeña provocación.
En cuanto a los seres no humanos, solo te puedo contar que mi hermano tiene un perro que, con su mirada, pregunta mucho mejor que muchos humanos.

Texto del último párrafo corregido. Eskerrik asko.

JJAMLO dijo...

Amigo German :
1º.-Yo hablo de "invertir" tiempo en escuchar, más que en "parraplear" para demostrar la agudeza o sutileza de las preguntas...etc; habria que verlas...etc.
2º.- Me da como que te que parece indistinto hablar de "sicologia humana" o de "instinto canino".
Es posible que sean bastante disferentes; mi experiencia y formación me han llevado a entender esa diferencia.
3º.- Si "perder el tiempo" es una pequeña "provocación", me temo que puede llevarte a lo contrario de lo que buscas; a parte de resultar un tanto ofensivo para el oyente que interprete también que con él "pierdes el tiempo"...., y él contigo.
4º.-No sé si la comparación del perro de tu hermano,(que pregunta con la mirada)con las preguntas de "muchos humanos" dejan en mejor lugar al perro o a tí.
Aunque, tal vez, debamos entender que, quieres decir que, en Sicología, no hemos llegado los humanos al nivel de los perros o del perro de tu hermano.
El actual "progresismo" con sus profundísimas reflexiones intelectuales, a partir de esas premisas, podría concluir que merece la pena "cruzar" a los perros con los humanos...etc.; cosa que ya existe con el nombre de "bestialismo o bestialidad", como ya sabrás.
Nota: Dices que "texto del último párrafo corregido"...¿dónde?.Allá tú.
Amen. Vale.

Germán dijo...

¿Cuál es la diferencia entre "parraplear" y hablar, amigo José Julio?
No tengo claro el límite, pero entiendo que puede estar en el objetivo. Parraplear es conversar sin un objetivo concreto. Puede que no surja nada o que surjan ideas interesantes. Si proponemos una conversación con un objetivo muy concreto, si no nos salimos del guión, es poco probable que surjan estas ideas.
Si por el contrario aceptamos conversaciones abiertas, sin limites, parrapleantes, puede que no surja nada, que perdamos el tiempo pero también abrimos la puerta a que surjan ideas interesantes. Por eso, invertir en conversar es aceptar la posibilidad de “perder” el tiempo.
En cuanto a lo del perro de mi hermano, debo reconocer que puestos a discutir José Julio, eres el mejor. ¿Qué coño tiene que ver la afirmación de que un perro tiene capacidad de escucha con la posibilidad de cruzarnos o igualarnos con los canes? La capacidad de hacer preguntas complejas no implica que todas las preguntas formuladas lo sean ¿o somos los humanos seres inteligentes en todos nuestros actos? ¿Cómo es posible negar la capacidad de comunicación con algunos animales, sin pretender equipararla a la comunicación entre humanos?
Lo de la corrección del tercer párrafo entra en mi nivel canino. No tengo ni idea que quieres decir.

Locations of visitors to this page